Brugal is Happening

Destellos en Línea

Por: Aracelis Ureña Ureñaviernes 12 de julio de 2013
Ver Fotos
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

“Cualquiera que sea la situación que te tiene enfermo espiritual o físicamente, pronostica lo mejor, y ten fe de que el Universo va a trabajar a tu favor.”

 

Espejo de muchos

Recientemente me encontré  con un amigo que había estado esperando por un buen tiempo una oportunidad de ascenso en la empresa donde labora y cuando se presenta el momento mágico del puesto vacante, decidieron poner otra persona de fuera, con mejores condiciones y un excelente paquete de beneficios adicionales. Mi amigo es un empleado responsable,  capacitado, actualizado y capaz de dar la milla extra en todo momento; por eso entiendo su situación y el estado anímico en que se encuentra, pues nadie más que él merecía un voto de confianza por parte de sus empleadores, por la experiencia, la lealtad y el tiempo.

Algo ordinario convertido en  algo extraordinario

Indiscutiblemente que algo ordinario para convertirse en algo extraordinario, debe ser reconocido, porque un empleado valorado, reconocido, continuará siendo excelente y podría convertirse en excepcional, porque está motivado, pero uno disgustado, deprimido y que no se siente valorado, trabajará menos, su estado de ánimo, afectará a los demás empleados y creará malestar general en el clima motivacional de la empresa. El ser humano se mueve por necesidades que todos tenemos y una de esas necesidades es el auto estima y cómo se satisface el auto estima de un empleado u otra persona?, a través del reconocimiento. El reconocimiento tiene grandes beneficios y muchas veces lo dejamos mitigar, aplazar  y no reconocemos.

 

Por qué no reconocemos?

A menudo nos pasa en todos los lugares, no reconocemos y por qué no hacerlo si es tan importante y beneficioso;  las empresas eficaces y efectivas tienen algo en común y es su capacidad de reconocer de manera constante. El 65% de las personas que se comprometen, lo hacen por el reconocimiento y sólo el 15% lo hace por el dinero; es decir que ese mito de que el dinero motiva, motiva a muy corto plazo. Imaginemos una persona que gana mucho dinero, pero que su supervisor inmediato ni cuenta se da del esfuerzo y el sacrificio que hace cada día para dar lo mejor de sí. Así que el salario emocional es vital y puede ponerse por encima del salario económico. Entonces, por qué no reconocemos? A veces por miedo, por inseguridad,  porque creemos que si reconocemos esa persona puede subir por encima de mi; además no tengo que reconocerlo si ese es su trabajo. Es decir que la inseguridad que nos rodea, el hecho de que apaguen tu luz para que brille el otro, es una de las razones por la que no reconocemos.

Si eres jefe, empresario, ejecutivo y no reconoces, aliméntate de seguridad, sé un generador de confianza y  empieza a sacar lo mejor de tu gente, de tu familia, de tus hijos, de tus amigos,  diciéndole lo capaces que son, recociendo su labor, su amistad, haz lo que esté a tu alcance para promover tus empleados, pelea por ellos, vende su capacidad a los superiores, promueve la posibilidad de reubicarlos en otras posiciones donde su capacidad se aproveche al máximo y verás que el camino, además de más fácil será más satisfactorio, porque cuando trabajamos felices y en armonía, todo fluye positivamente.

Beneficios del reconocimiento:

Mucho más compromiso, más eficiencia, efectividad. El compromiso es lo que abre las puertas al logro. Las personas hacen más por ti cuando las haces sentir importante; y aquellas cosas que son grandes, que son poderosas, nacen por una actitud de aprecio hacia los demás. Te invito a usar el modelo  ARA, que indica que cuando tú aras la tierra, tú la fertilizas, la preparas para sacar la mejor cosecha; así hazlo con tu gente. Agradece lo que la gente hace por ti. Reconoce todos los días lo que la gente hace por ti. Acompaña, alienta   a las personas a que siempre enciendan su luz para que disfrutes de la sinergia  y la buena vibra que se siente con un equipo de trabajo motivado.

 

*******

Que Dios les dé una feliz semana,  con abundantes bendiciones, salud y suficiente amor y alegría en el corazón para vivir cada día a plenitud.

Dulces Agustina
Becas Docentes
Salon D Alina
Puerto Plata Bienes Raices
Puerto Plata Bienes Raies
LA peor Novela
L´Arena
Inicio        Ediciones Anteriores        Enlaces        Quienes Somos        Contáctenos        Editoriales
Copyrigths(c) 2010 Puerto Plata, República Dominicana
Diseño y desarrollo Dovinet