Brugal is Happening

Destellos en Línea

Por: Aracelis Ureña Ureñamartes 25 de junio de 2013
Ver Fotos
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

El que siembra viento cosecha tempestades”.                                                                                                 

 

Temporada ciclónica

Recién acabamos de entrar a una de las situaciones más temidas por los seres humanos; la temporada ciclónica, porque en breves instantes puede acabar con lo que nos ha tomado muchos años construir; sin embargo, en la vida de muchos seres humanos hay una tempestad interna permanente y vientos huracanados azotan en su interior y en el de las personas que los rodean, porque nos vamos encargando de ir sembrando viento en nuestro camino, cultivando apatía, indiferencia, odio, dolor, resentimiento y rencor.

Cuidando nuestras acciones

Dicen que la vida, antes o después, pone a cada uno en su lugar, así que, si se hacen cosas malas durante la vida de uno, probablemente antes o después la vida sea mala con él. Si siempre hacemos daño o perjudicamos a los que nos rodean, el día que les necesitemos no harán nada por ayudarnos, y si llevamos una mala vida, pues terminaremos mal. Si no cumplimos con lo que debemos; lo más seguro es que en su momento, tampoco lo hagan con nosotros.

 

La vida se encarga de poner todo en su sitio

Por si alguien tiene alguna duda, sembrar es arrojar y esparcir las semillas en la tierra preparada para cultivar algo y en este caso, usamos la metáfora de sembrar como si cada una de las acciones que hacemos a lo largo de nuestra vida fuesen semillas que vamos cultivando en nuestro campo y las situaciones que nos vamos encontrando posteriormente fuesen las cosechas que cada año se producen. Si se pone una mala semilla, el fruto obtenido será malo, seguro.

Tu cosecha depende de ti

No hay dudas de que si no cumples con tu amigo preso, enfermo o en necesidad; si no muestras ningún tipo de solidaridad con los que te quieren bien, es seguro que tampoco recibirás nada a tu favor. Si no haces nada por nadie teniendo la posibilidad, no esperes que lo hagan por ti, porque no has sembrado nada. Los invito  a ver lo que siembran en sus vidas, porque dependiendo de lo que siembres, así será la cosecha que recojas.

*******

Que Dios les dé una feliz semana,  con abundantes bendiciones, salud y suficiente amor y alegría en el corazón para vivir cada día a plenitud.

 

Dulces Agustina
Becas Docentes
Salon D Alina
Puerto Plata Bienes Raices
Puerto Plata Bienes Raies
LA peor Novela
L´Arena
Inicio        Ediciones Anteriores        Enlaces        Quienes Somos        Contáctenos        Editoriales
Copyrigths(c) 2010 Puerto Plata, República Dominicana
Diseño y desarrollo Dovinet